lunes, 20 de junio de 2016

LA HEPATITIS B Y LA FERTILIDAD

¿Qué es la hepatitis B y por qué es peligroso??

La hepatitis B es una enfermedad infecciosa del hígado causada por el virus de la hepatitis B, y caracterizada por inflamación del hígado y necrosis hepatocelular. Puede causar un proceso agudo o un proceso crónico.
Es grave porque puede acabar en:
  • Cirrosis del hígado: pérdida de la "arquitectura" hepática por cicatrización y surgimiento de nódulos de regeneración.
  • Cáncer de hígado
  • Insuficiencia hepática e incluso la muerte.

El virus de la hepatitis B, es un virus altamente contagioso (hasta 100 veces más infectante que el VIH) que se propaga a través de la sangre, el semen y otros fluidos corporales.
Si contraes hepatitis B, es posible que te sientas muy cansada. También puedes sufrir de dolor abdominal, náuseas y vómitos, pérdida de apetito, dolor en las articulaciones o ictericia (los ojos y la piel se tornan ligeramente amarillos).
Sin embargo, muchas personas no tienen síntomas y ni siquiera se enteran de que están infectadas. Su cronificación se produce entre le 2-6% de los adultos y en el 90% de los niños menores de un año expuestos al virus, es decir  se convierten en portadores de la hepatitis B, lo que significa que su cuerpo nunca se libera del virus

¿Una mujer que planifica su embarazo debe hacerse un examen de hepatitis B?

Es importante hacer una prueba de la hepatitis B antes o durante el embarazo, porque si es portadora y no recibe tratamiento, puede transmitirle el virus al bebé al final del embarazo o durante el parto. Muchas personas tienen el virus pero muchas no tienen síntomas y no saben que son portadoras. Cuando vemos a una mujer en su consulta preconcepcional o en su primer control prenatal, se solicitan una serie de análisis de sangre de rutina, entre los que se incluye uno para detectar la presencia del virus de la hepatitis B, que puede causar una enfermedad grave que daña el hígado seriamente.
Es más, el 1.5% de las gestantes presentan hepatitis crónica. Y la transmisión vertical es de un 20 a 30% si es antígeno de superficie positivo (Puede ser de 80 a 90% si es antígeno epositivo o  carga viral elevada)
Si se determina que eres portadora, el médico tratará a tu bebé inmediatamente después del alumbramiento, lo que posiblemente evitará que se infecte.

¿Cómo nos convertimos en portadores?
La hepatitis B, es un virus altamente contagioso que se propaga a través de la sangre, el semen y otros fluidos corporales. Si eres portadora, podrías haberte contagiado:
  • Por contacto sexual con otro portador
  • Durante tu nacimiento, si tu madre era portadora
  • Al compartir jeringas o al pincharte accidentalmente con una jeringa infectada
  • Al usar un cepillo de dientes o una navaja de afeitar que tenga aunque sea una pizca de sangre de una persona portadora del virus (aun si la mancha de sangre es tan pequeña que no se puede ver)
  • Al hacerte una perforación (piercing) o un tatuaje en un lugar donde no se respeten las pautas de higiene adecuadas


¿En los bebés la infección es más grave?

Los bebés que se infectan pueden no mostrar síntomas en seguida, pero son mucho más propensos a convertirse en portadores crónicos que los adultos (90 % en lugar de 2 a 6 %). Los portadores crónicos pueden propagar el virus a lo largo de todas sus vidas y corren más riesgo de contraer una enfermedad hepática y morir de ella o de cáncer de hígado. No existe cura para la hepatitis B, aunque ciertos medicamentos son efectivos para controlar las afecciones hepáticas en aproximadamente el 40 por cierto de los infectados.

¿El virus de la hepatitis B produce infertilidad?


La infección por este virus por sí solo No produce infertilidad, pero sí todas las pacientes que hacen tratamientos de reproducción asistida  SI  se someten obligatoriamente a un estudios de descarte de infección por el virus de la hepatitis B. No solamente de hepatitis B, si no también de hepatitis C, VHI, VDRL, etc., porque se manejan muestras biológicas como el semen, aspirado folicular, sangre, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario