miércoles, 14 de diciembre de 2016

LA HISTEROSCOPIA E INFERTILIDAD









Ante el diagnóstico de enfermedades o alteraciones que afecten al útero, importante órgano femenino para la procreación y gestación, se hace necesario revisarlo tanto externa como internamente. En este último aspecto, se recurre a la histeroscopia para ver y analizarlo buscando brindar una solución a la infertilidad o al tratar diversas enfermedades.
El histeroscopio es un instrumento delgado parecido a un telescopio que se coloca dentro del útero a través de la vagina y el cuello uterino. Esta técnica puede ayudar al médico a diagnosticar o tratar problemas uterinos. 
En favor de la fertilidad
La histeroscopia es una exploración fundamental en el estudio de la infertilidad. Permite una evaluación de la cavidad uterina en busca de una anomalía responsable de la alteración que impide el tener hijos. Esta técnica ofrece mejores resultados en la evaluación de la cavidad uterina, a pesar del desarrollo tecnológico alcanzado por la ecografía y de la histerosonografía.
Es preferible efectuar una histeroscopia de forma sistemática antes de iniciar un programa de Fecundación In Vitro (FIV) a fin de evidenciar lesiones que pueden suponer fracasos de la transferencia o de la implantación de embriones, producto de la FIV.
¿Sangrados anormales, miomas, pólipos, endometriosis, etc.?
Uno de los usos más comunes de la histeroscopia en infertilidad, ocurre cuando hay que determinar la causa de un sangrado uterino anormal: cuando una mujer lo padece, sus periodos son más intensos o más prolongados de lo habitual u ocurren con menor o mayor frecuencia de lo normal. También es anormal sangrar entre periodos menstruales.
En algunos casos, ocurre sangrado anormal debido a tumores benignos (no cancerosos) en el útero, por ejemplo, fibromas o pólipos. La histeroscopia le permite detectar fibromas o pólipos. Si se hallan fibromas o pólipos, se emplea un instrumento especial que se introduce por el histeroscopio para extraerlos.
Si no se detectan tumores, se obtiene una muestra de tejido para realizar una biopsia. Si la muestra de tejido revela no ser cancerosa pero el sangrado continúa, se puede usar el histeroscopio junto con un instrumento a temperatura elevada para destruir el revestimiento del útero para detener el sangrado.
La histeroscopia también se usa en las siguientes situaciones:
  • Extraer las adherencias que pueden ocurrir a raíz de infecciones o cirugías previas
  • Diagnosticar la causa del aborto natural repetido cuando la mujer ha tenido más de dos abortos naturales consecutivos
  • Localizar un dispositivo intrauterino (DIU)

No deberá someterse a una histeroscopia si está embarazada, tiene una infección vaginal o de las vías urinarias o si padece de cáncer del útero.
¿CÓMO SE REALIZA UNA HISTEROSCOPIA?
Se introduce el histeroscopio a través de la vagina en el útero, el cual transmite la imagen del útero a una pantalla. De esta manera el medico puede ver dentro durante el procedimiento.
Es posible usar otros instrumentos junto con el histeroscopio para administrar tratamientos, de esta manera algunas afecciones pueden tratarse de inmediato. 
Si el medico te indicó que te realices una histeroscopia y aun tienes dudas, puedes visitar nuestra web o llamarnos para sacar una consulta con nosotros

No hay comentarios.:

Publicar un comentario